Morituri (9)

Los morituri son sin duda una de las entradas más populares del blog. Y os reconozco que a mí también me encanta hacerlas y leerlas en otros blogs. Será esa vena cotilla que compartimos todas por la basura ajena. Bromas aparte, nos acercamos peligrosamente a la décima entrega de productos terminados. Y sí, ya tengo recarga para preparar una nueva. Ya sabéis lo que pasa con la bolsa de acabados, ¡que no tiene fondo! Y yo, pues sigo alimentando a la bestia. ¡Empecemos!

Morituri (7)

Séptima entrega de productos terminados. Y las que quedan por venir. He asumido que la bolsa de acabados es infinita. Siempre queda algo escondido en el fondo. Y si por una alineación de planetas logras vaciarla, en menos de 24 horas terminarás algún producto para acabar con ese vacío. Y si os fijáis, siete entradas de Morituri ¡sin repetir ni un sólo producto! ¡que la cosa podría ser peor!. Si es que en el fondo este diógenes “bloggeril” que tenemos tiene hasta mérito. ¿Empezamos?

Morituri (6)

La bolsa de acabados es como el bolso de Mary Poppins: ¡siempre hay más de lo que crees que habrá!. Te pones a planear entrada y no dejan de salir botes y botes vacíos de la bolsa. Pero claro, la que mucho compra, mucho acaba, no tengo tanto mérito… ¿o sí? En todo caso, os traigo una nueva tanda de Morituris para todo tipo de gustos y bolsillo. ¿Os quedáis a leerme?

Morituri (5)

En este parón en el que no he publicado, he seguido llenando la bolsa de productos terminados por que sabía que no tardaría en volver. Lo que no sabía era que al sacar la bolsa, los productos me darían para dos entradas y media de Morituris. Soy una chica muy aplicada en esto de acabar productos. ¡Un aplauso para mí! Vamos a por la primera entrada de Morituris de este año!

Morituri (2)

Hay épocas en las que me cuesta horrores gastar un sólo producto y a la semana siguiente gasto 5 de golpe. Estos meses han sido así. En una semana tuve que reponer casi toda mi rutina facial de golpe! Y qué bien sienta eso de gastar!! Como siempre traigo un poco de todo, productos imprescindibles, descubrimientos, productos que he usado sin pena ni gloria y fracasos rotundos. Empecemos con el segundo volumen de morituri!

Morituri (1)

Mi madre ha estado aquí unos días con nosotros, y ha dormido en el cuarto de invitados que es a la vez la habitación donde tengo colocado el tocador. El otro día se acercó a mí con una bolsa diciendo: “Esther, tienes esto lleno de botes vacíos!!! voy a tirarlos!!”. Cuando intenté explicarle que era mi bolsa de productos terminados para el blog, me miró, y volvió a poner la bolsa en su sitio mientras murmuraba algo sobre Diógenes y coleccionar basura…