On tour: Mis productos solares

Recuerdo mis veranos en la playa de pequeña. Yo, tan blanca y nívea en invierno, me convertía en una especie de niña conguito que bien podría haber acompañado a Beyoncé en sus World Tours. Esos veranos en que sólo tenía blancas las palmas de las manos y lo que me cubría la braguita del bikini… De ahí pasamos a la locura de la adolescencia. Pasar el día entero en la playa sin sombrilla, embadurnada en aceite y salvajadas varias. Por suerte aprendí pronto en el momento en el que, roja cual langostino, no pude pegar ojo en toda la noche.

En esta entrada os muestro los productos solares que he estado usando este verano. Hay productos que no volveré a comprar, productos que ni fú ni fá y productos que repetiré una y otra vez. ¿Quieres saber cuáles?

Estrellados (1)

¡Welcome back superstars! Se acabaron las vacaciones y con ello volvemos a la carga en Gorgowood. ¡Y con muchas novedades! La primera y la más obvia, ¡el cambio de look que hemos hecho! Ahora queda todo más a mano y disponible para vuestra comodidad. Podéis encontrar las entradas en sus correspondientes categorías y tenéis acceso a todas mis redes sociales con un simple click. Soy toda ojos y oídos ante cualquier cambio o sugerencia que queráis hacerme, de hecho, os pido que me comentéis que os ha parecido el nuevo diseño y qué os gustaría encontrar en esta nueva “temporada”. En segundo lugar, ¡regresamos a las dos entradas semanales! Por lo menos mientras siga podiéndole dedicar el tiempo que el blog se merece. Así que tendréis un nuevo post todos los martes y los viernes.

Empezamos con nueva sección. Productos que se han estrellado en su camino a la fama. He ido recopilando aquellos que no me han gustado nada, que considero un timo o que no me han funcionado bien. Y seguramente con un par de ellos cree polémica…

Morituri (2)

Hay épocas en las que me cuesta horrores gastar un sólo producto y a la semana siguiente gasto 5 de golpe. Estos meses han sido así. En una semana tuve que reponer casi toda mi rutina facial de golpe! Y qué bien sienta eso de gastar!! Como siempre traigo un poco de todo, productos imprescindibles, descubrimientos, productos que he usado sin pena ni gloria y fracasos rotundos. Empecemos con el segundo volumen de morituri!

Y los nominados son… Hydraluron sérum

El próximo Agosto cumplo 32 años y por mucho que me vea juvenil y pizpireta, mi piel no opina lo mismo. O a medias. Hablemos de ella. Tengo la piel grasa, sobre todo en la zona T (frente, nariz y barbilla), poros dilatados en mejillas, y algunas imperfecciones puntuales dependiendo del ciclo hormonal sobre todo en nariz y barbilla. Normalmente, las pieles grasas como la mía suelen requerir tratamientos de limpieza profunda, productos astringentes y matificantes, pero el abuso de estos productos ha terminado por deshidratarla.

Por ello, desde hace unos meses he introducido en mi rutina productos más hidratantes pero adecuados a mi tipo de piel. Después de investigar sobre el tema y leer muchas reseñas sobre mil y un productos, me decidí a probar el que os presento hoy, el sérum Hydraluron de Indeed Laboratories.

Y los nominados son… : Agua de Belleza de Caudalie

La obsesión por la belleza y la eterna juventud no es cosa de este siglo. Mucho antes del bótox, las infiltraciones, las cremas de caviar, el colágeno y las dermoabrasiones, muchas mujeres famosas o no, han buscado métodos para permanecer bellas, prietas y lozanas. Bien es sabido que Cleopatra usaba baños de leche de burra y agua de rosas para conservar la juventud de su piel (enlace a algunos de sus secretos aquí), pero el producto del que os hablo en la entrada de hoy, es el agua de perfume y belleza que utilizaba la reina Isabel de Hungría. O al menos una inspiración.

Morituri (1)

Mi madre ha estado aquí unos días con nosotros, y ha dormido en el cuarto de invitados que es a la vez la habitación donde tengo colocado el tocador. El otro día se acercó a mí con una bolsa diciendo: “Esther, tienes esto lleno de botes vacíos!!! voy a tirarlos!!”. Cuando intenté explicarle que era mi bolsa de productos terminados para el blog, me miró, y volvió a poner la bolsa en su sitio mientras murmuraba algo sobre Diógenes y coleccionar basura…