Esencia de Mujer

Soy una mujer “olfativamente” complicada. Cualquier fragancia que sea un poco más intensa de lo habitual me marea y puede llegar a darme dolor de cabeza. Por eso siempre ando a la caza de nuevos aromas que añadir a mi colección. Y es toda una misión, como ya he dicho.

Mis perfumes de cabecera siempre han sido 212 de Carolina Herrera y DKNY de Donna Karan. Nunca me fallan desde hace casi 10 años y siempre recurro a ellos. Son fragancias que me identifican y que la gente relaciona conmigo. Y he de confesar que ese detalle me encanta.

Aún así andaba buscando una fragancia especial para días en los que quiero arreglarme un poco, o salirme de la rutina de cada día. Y he aquí mi última adquisición. Daisy by Marc Jacobs Eau so Fresh.