Here I go again!

Lo sé. Prometí volver mucho antes de lo que lo he hecho, y no he cumplido. Y peor aún, no vuelve la misma que se fue. Este proceso de “reconstrucción” no solo atañe al diseño del blog, sino también a su contenido, incluso a su autora.

Y es que me he dado cuenta de lo que me gusta de ser blogger es precisamente todo aquello que según los expertos no debe hacerse. Pues bien. Yo pienso seguir escribiendo cuando y sobre lo que quiera, sin ataduras más allá de lo que me apetezca comunicar en cada momento, sin compromisos más allá de mis lectoras, sean 500 o 5.